No Ficción

Joan Garcia del Muro: Compartint la perplexitat

Goodbye veritat (editorial Pagès) és el darrer assaig de Joan Garcia del Muro (Lleida, 1961), un llibre davant el qual és difícil restar indiferent i que convida al debat. Per sort nostra, hem tingut l’oportunitat d’assistir a la presentació del llibre i posteriorment hem pogut conversar amb l’autor per desgranar algunes de les qüestions que […]

Poesía

“La vida enorme”, de Xavier Rodríguez Ruera

No sé para qué sirve la poesía. Es más, sospecho que es perfectamente inútil. Pero para mí es imprescindible. Y me alegra comprobar que para Xavier Rodríguez Ruera también lo es. Aunque en su poema “Art poétique” la reduzca, finalmente, después de pasar de ser un “acta notarial” y un “acto de conciencia”, a acabar […]

Karyotakis

Karyotakis, ese maldito poeta griego

Mi primer encuentro con la poesía de Kostas Karyotakis tuvo lugar una sofocante noche de agosto en la casa de mi amigo Yorgos, en las faldas del monte Egáleo, no lejos del lugar donde —según cuenta el historiador Heródoto— el rey persa Jerjes ordenó instalar su trono para contemplar desde allí el desarrollo de la […]

Anna Ajmátova, el quejido del hielo

La gran poeta rusa Anna Ajmátova nació el 23 de junio de 1889 en Bólshoi Fontan, a orillas del Mar Negro, y falleció el 5 de marzo de 1966 en Domodédovo, cerca de Moscú. Su verdadero apellido era Górenko, pero ante la insistencia de su padre para que lo cambiara si quería iniciarse en el […]

Paul Valery

La lógica de Orfeo: Paul Valéry y “El cementerio marino”

Supe de la existencia de Paul Valéry a mediados de los noventa. Tendría yo unos diecinueve o veinte años, y corría por ahí, por las mesas de los bares y las cafeterías una edición de “El cementerio marino”, de Alianza Editorial, en traducción de Jorge Guillén. El poema, sin el texto en la lengua original, […]

dámaso alonso

Insomnio, el cautivador poema de Dámaso Alonso

Insomnio Madrid es una ciudad de más de un millón de cadáveres (según las últimas estadísticas). A veces en la noche yo me revuelvo y me incorporo en este inicio en el que hace 45 años que me pudro, y paso largas horas oyendo gemir al huracán, o ladrar los perros, o fluir blandamente la […]

Opinión

I was the Walrus

S. se ha despertado tres veces esta noche. —¡Sed! ¡Leche! Los acuíferos de algún lugar de la Península Ibérica son contaminados para que mi hijo perpetúe su desaforado consumo de todo tipo de lácteos. Deduzco que no es casual que siempre que observamos una res, en un prado asturiano o una montaña cercana, la conversación […]

Creación

Tan lejos de todo

«La existencia cotidiana puede llegar a convertirse en el horror del tedio que nos doblega, en la desaparición y la derrota de todas nuestras promesas y quimeras.» Cioran, Breviario de podredumbre El que se sienta delante del ordenador a eso de las cinco de la tarde, exhausto, pétreo, estéril, después de una interminable jornada laboral, […]

Tasos Livaditis

Dos poemas de Tasos Livaditis

Dos poemas del libro “Los manuscritos del otoño”, del poeta griego Tasos Livaditis (1922-1988) JUEGO MORTAL Los muertos terminaron con las expectativas o los sueños los silencios de los amantes grandes como eternidades el milagro es la tierna edad de la justicia y la poesía: un juego en el que lo pierdes todo para ganar, […]

Alfonso Vila

Cuatro poemas de Alfonso Vila

Esos poemas pertenecen a lo que yo llamo “trilogía de la crisis”. Los dos primeros libros (“Acto de Clausura”, “El final del banquete”) ya han sido publicados. El tercero (“Mausolo”) saldrá, si los dioses son propicios (en poesía nunca se sabe), el año que viene. Empecé a escribir “Acto de Clausura” porque en el año […]

Homenaje a John Keats (1795-1821)

MORIR EN ROMA No hay lugar más hermoso, quizá, para morir, que una plaza de Roma. Que una ventana abierta hacia la tarde recoja el soplo en sus cortinas, las haga y las rehaga con esa lentitud que vemos en los barcos cuando las velas se inundan de alegría al alejarse y emprender el que […]

En el asilo

“Me hice monja porque nadie me quería” dijo con toda naturalidad. Ante el estupor de su oyente, aclaró: “No me entienda mal. Mi fe es profunda y, con la ayuda de Dios, inquebrantable. Pero, ¿para qué engañarnos? Mi primera motivación para tomar los hábitos fue la soledad”. El anciano se acomodó en su sillón y […]